cascabeles de la noche

Aquella pregunta

Aquella pregunta llegó mientras él acariciaba mis senos, cuando tenía los ojos cerrados y sentía el recorrido lento de sus manos toscas. Mi cuerpo reaccionaba a cada roce, se movía al compás de sus dedos, como si de un director de orquesta se tratase. Mi boca entreabierta recibía sus dedos y los humedecía lentamente. Mis ojos permanecían cerrados y, como aviso intermitente, aquella pregunta se encendía y se apagaba. Llegado el momento, sus manos y sus piernas solicitaban que las mías se abrieran, y así lo hacía, sintiendo parte de aquel concierto. Hasta que decidí dirigir mi propia orquesta. Cabalgué sobre él, mientras la pregunta crecía tornándose en una valla luminosa. Por momentos... veía su rostro satisfecho, enrojecido, su boca, también entreabierta, dejaba escapar sonidos indescifrables. Mis caderas buscaban la ruta del encanto, se movía, primero lento... suave... hasta que el clítoris exigió mayor excitación, entonces, el trote comenzó a agitarse sobre él. Levanté la mirada al cielo, me movía cada vez más y más buscando mi goce, concentrada, el corazón agitado, más y más movimiento, hasta que me sentí satisfecha, mi interior palpitaba, se movía involuntariamente... mientras aquella pregunta, al son de mis palpitaciones, se repetía una y otra vez ¿Qué se sentirá hacer el amor con amor?

 

Comentarios4

  • Raquelinamor

    Disfruté mucho su lectura, escribe muy bien. ¡Felicitaciones!

  • Raquelinamor

    El goce sublime de hacer el amor, empalagado en las mieles del amor, es goce mágico incomparable, porque goza el cuerpo las caricias y el alma las delicias. Nada mejor que amar y ser amada, ni tesoro mas difícil de encontrar, y fácil de extraviar.

  • Maria Hodunok.

    Buen dia Cascabeles, que inmensa pregunta nos dejás.....
    Hacer el amor con amor, es lo mas sublime del mundo, poetisa.
    Bella tu narración, erótica e intensa.
    Un gusto leerte.

    Cariños del alma.

  • alejandro guardiola

    Hermoso poema sensual, saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.