Andrea Zucthe (Bar Literario)

Sobre-nombre en cuatro letras con significado real

De dónde nace la inspiración ?

-Se preguntaba y leía a Nica,

viejo ensayista Sanfabianino,

orgullo de raíces campesinas;

mientras bebía un poco de té-.

 

Él escribía historias sobre espejos sin sueño

a orillas de un río develado entre artefactos inertes,

yaciente en el lado derecho de su abandonada cama;

silentes voces sin relojes que a conciencia

delimitaran un tiempo exacto,

sin nombres fijos mas que el inventado de Carmen

que después fuera eliminado del estro...

"los motivos del lobo" -recuerda-...

 

La niña sin más, se embelesaba a distancia

leyendo parodias en memoria vívida

como si fuesen amores en cuento

sobre algodones de azúcar 

o nanas para su insomnio,

al tiempo que se mecía en su silleta

de rojizas tablas...

 

La niña, hija de Alejandra y de Vicente,

creacionista, descalza sembraba serpientes

para Carmen y trazaba cuadros

con paisajes irrepetibles en la espalda

del octagenario tipo.

Te Amo -decía y escribía-

somos nosotros... ciudad y sombra,

efigie y verso, silencio y voz...

te espero... te espero... te espero.

 

Yo la encontré un día, 

desnuda con su pureza de madre amorosa;

mujer tierna gritando huellas, arrullando olvidos,

despojada de todo espectro interior

como un cristal sin azogue, traslúcida, transparente.

 

Dame tu nombre -le dije

y arropé sus ojos de luz ceñida en eternidad-

cuídate de la noche; ella tiene un halo de muerte

vertido sobre su rostro de azul esperanza...

 

Yo soy la noche -respondió sonriendo, alejándose...

 

Desde entonces, el viejo disfrazado de hombre

le amó...

 

 

                                A.N.Z

 

 

Comentarios1

  • Bar Literario

    Tu poema es un viaje en la remembranza de muchos poetas muertos y otros que pisan ese exilio de la vida a un viaje sin precedentes, Nicanor Parra tiene casi los dos pies en levitación sin el depósito de carne, ya es un hombre centenario, e incluso se ha pasado un año más de vale otro, ese hombre de nubes pálidas en su médula nerviosa y también atajos a través de sus artefactos, expresando la "cuestión social" que acecha el sentido común de las masas desnutridas de lucha, ah, el señor Parra , y por ahí Alejandra y sus miedos y Vicente con su dogma de crear e incluso preservo a las nuevas generaciones el sentido de poder crear al mismísimo Dios, pero en minúscula, "dios" para los escépticos soñadores.

    De repente leí "Algodón de Azúcar" la niña, no sé sí la búsqueda está implícita, pero me sonó a ternura, el relato es realmente profundo, y el viaje es sacar todo éso literario que siempre se encierra en un vano pálido donde las palabras se estrujan en silencio. En fin, me gustó tu puesta en escena.

    • Mar (Bar Literario)

      Mi sentido egocéntrico me trajo hasta aquí, pero na, no creo que tenga nada que ver conmigo, ajajajja XD

      • Andrea Zucthe (Bar Literario)

        Ahora niegas mi amor pequeñuela, hija mía ? Xd... Yo me preguntaba quién sería Algodón de Azúcar en face, hasta ayer que me puse a observar algunas fotografías... je... Te agradezco Sant. Grata noche a ambos...

      • Hay 2 comentarios más



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.