DesastreToxico

...

No importa cuánto hayas leído de tu historia.

No importa cuánto conozcas de tu antepasado.

No importa cuántos demonios te han abrazado.

No importan sus marcas, ni la de ellos, ni la de los muertos.

Ya no importa las leyes de los ángeles.

Ya no importa ser un sacrificio.

Lo importante, ahora mismo, es saber quedarte en la dimesión que correspondes, y no dejar que ellos te arrastren...

Donde la luz, ni siquiera de la Luna, perdura.

Donde el dolor no tiene fin,

donde el descanso no existe mientras que los gritoslágrimas te abrazan, ellos se ríen a tu alrededor,

el tiempo no para, no pasa.

Tu piel se vuelve pálida,

no puedes pedir ayuda, la palabra "ángel" ya no existe.

Y gracias a tu estúpida inmadurez de creerles,

dejas que te atormenten, y pierdes.

Quedándote atrapada en el limbo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.