Viento_de_Levante

Los cantiles (A solas con el viento)

                                         Los cantiles

 

El viento me sorprende en los cantiles.

Sus primeros soplos sólo son una

ligera brisa, muy sutil al comienzo.

Abrigado de efervescencia me dejo

mecer suavemente.

 

No es la comparación exacta, mas imagino

lo que siente el pastor al darse cuenta de

que ha perdido la oveja que se separó del rebaño

mientras él entrecerraba los ojos

en un levísimo descanso.

 

Me sobresaltan la opresión del pecho

y mi propia rabia cuando echo mano

de mi escaso léxico y encuentro

que, palabras tan habituales como alegoría,

metáfora, literalidad, se hunden

en la profundidad de mi laguna mental

impidiendo la caricia que debería ofrecer,

cómo respuesta al viento, en los

momentos en que me inquiere cuando bordeo,

sin calibrar el celibato de los cantiles.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.