Bar Literario

MANIFIESTO-






Caminamos en el exilio del arte
en jaulas donde han dejado libre los versos
en cada línea nos azotamos el alma
en el pudor de contemplar al sol arrojarse al somnífero del olvido,
en vuestra migaja un gramo de soledad -ver parir el sentir en la boca
unos labios sabor a sal, cometer adulterio entre tantos poemas prófanos
hereje de mi huella; aventar estrellas al abismo de la tinta
someter a los heróes de poemas encapsulados en la inercia de libros en cenizas
donde siempre hubo antorcha para el corazón en ebullición
adentrándose en los mismos síntomas,
adicción de poseer la alquimia sin entender donde terminan los dedos
y donde empieza la sangre a fluir...,

miramos el viento robarse el aliento
hay muertos que recitan poemas a través de los sueños
en los ojos de escritores que escriben el diario de una pérdida
al pésame de las vendas sacudiendo ojos
donde alguna vez el Poeta enterró el vértice de sus ojos
en la creación de Dios hecho poema..., 
y...,
no hay sentimiento que coagulé nostalgia a través de la melancolía
cuando se inspira llover sobre un papel mojado y arrugado
donde tiramos nuestros pudores
en la distancia
de hacernos indiferentes ante los autores de una nueva profesía
donde soñar ya no era una mentira
y vivir un complemento de tal falacia
en la muerte puntos suspensivos
donde nadie sabe que hay detrás de la pared en ruinas
sino que, un cadáver desglosándose en cada letra
en cada palabra
en cada sentimiento
en cada miedo

en la esencia invisible
donde hay siempre una oscura luz que nos comprende
nos maquilla un ruborizado secuestro en nuestra mirada
que sentimos derogar
 [la esclavitud del poeta]
en esa distancia que los demás llaman [soledad]
pero, que nosotros llamamos [inspiración sin gravedad...*]



Comentarios3

  • Mar (Bar Literario)

    en cada miedo...

    Leerlo fue como ir rompiendo paredes

    Buen poema, Pétalos

  • JoseRaul

    Me ha gustado el escrito, es satisfaciente al oído la música....los dos con su cadencia

  • shoss

    Un limbo oscuro que nos atrapó condenándonos a ese exilio por una eternidad que no podemos cuantificar...
    No podemos asegurar que existimos, o somos un reflejo del poema que alguien haya escrito.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.