Amediana

TU FIGURA

 Quise no ver, pero vi tu figura
y un elixir nuevo que te embriagaba.
Allí en tu cáliz bebí la amargura
traidor veneno que mi alma mataba.

 

Quise pensar, pero la mente herida
sin ideas quedó petrificada.
La voz sola, con miedo, sorprendida,
la palabra enlutó y quedó callada.

 

Quise olvidar, no pude. Sin confianza,
cerrada toda puerta a la esperanza
me encontré en el final de mi camino.

 

Fuiste tú, socio fiel de mi martirio,
la visión falseada en mi delirio
quien dejó muerto en vida mi destino.

 

Autora:

Amelia Suárez Oquendo

Amediana

 10 de diciembre de 2015

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Violeta

    Desenvolvimiento eficaz que cobija tu soneto
    Paisanita , desesperanza lo acompaña
    Me agrado leerte, besos

    • Amediana

      Gracias por tu bello comentario, amiga .
      Besos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.