Agustin Caicedo

Desigualdad

Porque el hablar no vale nada;

Porque existen cien iguales;

Porque una palabra se puede repetir;

Y un sentimiento copiar.

 

Porque sin sueños no hay realidad;

Y sin vida no hay muerte.

Porque te quiero hay muchos

Y personas millones.

 

Porque yo te quise mucho…

Tú quisiste a otro.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.