Cecilio Navarro

Esperando el momento.

Si levanto una roca profunda

lo encuentro.

Si camino por piedras descalzo

lo siento.

Si se calla el murmullo del viento

lo escucho.

Si las olas se estrellan con fuerza

lo intuyo.

Si se pierde la estela seguida

la busca.

Si el camino se estrecha sin paso

se muda.

Si mi boca se pone reseca

la moja.

Si el aliento me falta

me apoya.

Siempre que desfallezco,

está presente,

brillando como un sol,

esperando el momento

de mostrarse sin filtros.

¡Tú!

Mi Yo, Infinito.  

 

Cecilio Navarro  04/12/2015

Comentarios3

  • kavanarudén

    Delicioso y etéreo.
    Para mi es la presencia del Divino en tu vida.
    Ese que da sentido a nuestro existir y enriquece nuestro yo finito.
    Un Yo Infinito que vive y da plenitud a nuestro yo finito.
    Hermoso.
    Un abrazo Cecilio, amigo y poeta del alma.
    Kavi

  • Maria Hodunok.

    Belleza pura. Cuando el Yo Infinito brilla en tu alma, la vida cambia totalmente, amigo.
    Tus versos, una maravilla de sentimientos.
    Me encantó.

    Abrazos inmensos.

  • rosamaritza

    Divina esencia del ser transmite tu bello poema en aquel incomparable momento lleno de luz, mi querido Cecilio
    cariños,rosamary



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.