Sathya Barascout1

Motivo, razón y circunstancia…

Para fraseando circunstancialmente entre besos y miradas extraviadas producto único de ella.

“Ella” título en busca de perfección; cuando la perfección misma se centra en su sonrisa pendeja, ¿Por qué su sonrisa me hace sonreír? Es algo mucho más complejo que un porque sí, debe haber un porque, un motivo, una razón y una circunstancia.

EL AMOR ES CIRCUNSTANCIAL, depende única y exclusivamente de la cantidad de estrellas que soporte la mirada.
El AMOR ES RAZONAL, el amor tiene TODO menos razón.
EL AMOR ES MOTIVO, -Claro- El motivo fue conocerle para hacerle feliz.

Que las paredes guarden secretos a voces, me es indiferente; Mientras mi amor no se prolifere mas allá de tu pupila, la razón de ser contigo es lo único que importa.
Fuiste, sos y estabas en el momento indicado bajo la razón y circunstancia perfecta, sos la perfección vuelta mujer, para mis ojos claro, para mis labios comprobado.
La talla del pantalón va y viene pero el mundo en tus labios se detiene,

Contigo….

¿Qué mas le puedo pedir al destino?

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.