Walter Trujillo Moreno

MUJER ENIGMA


Nunca tuve la sensación de poseerla,
nunca la quise poseer, se escapaba de mis dedos,
como el agua fresca del arroyo blanco.
Vivía conmigo, pero sabía que ella era una ilusión pasajera,
un gato indomable, un sueño deseado.

Estaba dispuesto a compartirla, entregarla al mejor postor,
pero la quería tener a mi lado,
no siempre,
pero siempre en mi lujuria.

Hasta que un día cualquiera, nada especial ni siquiera festivo,
se fue con otro, el mejor, el príncipe añorado, el modelo del catalogo,
el inalcanzable, el hombre que vive en las paredes de las mujeres locas,
vive en forma de papel y brilla como la luna cuando lo iluminan.


Ahora ella es la mujer de mi “sueño húmedo”; no lo sé,
creo que ella sigue buscando su príncipe azul,
eso la mantiene viva y fresca.

Lo siento, pero cuando pienso en ella, se me erecta y eriza todo.......

 



By Walter Trujillo Moreno, Noviembre 2015

Comentarios1

  • efraguza123

    Mientras busquemos el amor estamos vivos y en constante ascenso hacia lo espiritual.

    • Walter Trujillo Moreno

      Hola efraguza, los recuerdos nunca mueren, y siempre estamos cambiando,
      saludos y un abrazo Walter



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.