Nerea Acosta

Llueve

 

Se endulza el mar con la lluvia,

como unos labios al beso que se acerca.

Llueve sin ruido, parece un llanto ahogado,

gris ceremonia del atardecer lento,

se hace rumor manando en constante fuente

y frías nubes que sorprenden un llanto.

 

Llueve y la vida se escurre en la ventana.

Dibujos de penas en líneas contoneadas

convidándome a abrir una página en blanco

por la agonía de gotas que se van pintando solas

y húmedas letras escritas sin sentido

que como llovizna tibia llegan a mi mano.

 

O eres tú, quizás, quién llueve en mi alma,

porque no es fría el agua que me empapa,

ardiente rio que me recorre y me abrasa

y cicatriza tu ausencia devolviéndome la calma.

Y lluevo yo, creyendo que hay lluvia en tu mirada

mientras acaricias el vacío de tu cama.

 

 

 

Comentarios3

  • kavanarudén

    Dulce llover en calma.
    He podido divisar, sentir, vivir esa lluvia que te envuelve.
    Dulce con un toque triste que eleva su belleza.
    Un gusto pasar y leerte.
    Un abrazo
    Kavi

    • Nerea Acosta

      Muchas gracias por tu comentario.

    • pani

      Precioso... sencillamente hermoso...

      • Nerea Acosta

        Muchas gracias por tu comentario.

      • Jorge Aimar Francese Hardaick

        Bellísimo poema estimada Nerea Acosta, donde sus versos, añorando se interrogan, por un vacío que duele el alma. Recibe un c´lido y afectuosos saludo desde Argentina.

        • Nerea Acosta

          Recibido ese cálido abrazo desde su bella tierra. Desde este lado del Atlántico agradezco su comentario.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.