Bardo

Eso...!

Ardiente deseo de antaño

Que a este trovador consume

Sospecho que usted asume, 

No cumplirlo me hace daño.

 

Es aquel acto en el cual

Se encarnan mil sentimientos;

Que hace eterno los momentos

Con deleites sin igual.

 

No hay alma que no lo quiera, 

No hay cuerpo que lo aborrezca; 

Y por nimio que parezca

Por el hay quien hasta muera.

 

Puesto que casi concluyo

Lo dire en palabras llanas:

¡Mujer me muero de ganas

Por besar los labios tuyos!

Comentarios1

  • nellycastell

    Bellos versos que nos regalas un abrazo poeta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.