Bernardo Bosquez Minjares

La cruda de la felicidad.



 

Felicidad.
Qué es eso? Me pregunto y no se que responder, feliz?. Feliz como? a decir verdad no se si alguna vez lo he sido. Y hablo de una felicidad complementaria que acompaña a la vida, que la llena y satisface en todas las necesidades, realmente quiero conocer lo que es la felicidad, preguntarme si es...bueno; si es, como eso que siento cuando te tengo enfrente, quiero pensar que, se siente como el tomar tu mano; o como el caminar juntos, quiero creer que eso es felicidad, el hecho de estar contigo y con nadie más, que el tiempo no interrumpa nuestras miradas, que la noche sea larga y abrigadora, quiero imaginar que felicidad son menos letras y mas corazón, son mas momentos juntos y menos distancia entre los dos, pero como lo puedo explicar, es solo lo que creo, a ciencia cierta me cuestiono si alguna vez seré capaz de experimentarlo, de sentirlo correr por mis venas, me pregunto si la felicidad tocara a mi puerta o si me obligara a correr detrás tuyo, haciendo ademanes con las manos para que voltees y me veas, me pregunto si será sorpresa o algo esperado, me pregunto si serás feliz conmigo, o yo seré infeliz sin ti, es difícil decirlo, defino felicidad como tu presencia en mi vida, y tristeza es la ausencia total de esa luz que solo tu irradias en ella, y me pregunto; si te imaginaras todo esto y si sabes interpretar mis te amos cifrados en caricias y abrazos, me pregunto si después de tanto tiempo has aprendido a leer en mis ojos tantas cosas que solo yo pienso, y no quiero detenerme, estoy en un momento de mi vida en que si no hago lo que tengo en mente jamás lograré terminarlo, y es ahí donde entras tu, felicidad o tristeza, es ahí donde la cruda realidad me acerca a lo que se le conoce como la cruda de la felicidad, en esa en que te das cuenta de que no todos estamos hechos para ser felices, algunos necesitamos de la tristeza para ser quienes somos y es ahí donde encajo yo. Llegando tarde a la repartición de felicidad, conformándome con verte feliz de la mano de alguien mas, guardándome este poema para mi, sin que te des cuenta de que es todo para ti.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.