Bernardo Bosquez Minjares

La ultima vez que pensé en ti.

 

Esa fue la ultima vez que pensé en ella, respire profundo y evoque momentos a su lado, era tan lindo pensar en ella justo antes de perder la memoria, era como verla presente justo antes de saber siquiera quien era yo. Quizá fue eso; que la memoria, al sentirse oprimida recurrió a mandar un impulso eléctrico, en su ultimo y burdo intento por quedarse con lo que mas amaba, y el pensamiento recurrió a ti, a tu lindo rostro de angelical mirada, y esos rizos castaños; a el aroma natural de tu cuerpo. De pronto se impregno la habitación con el era como si no solo estuviera marcado en mis recuerdos sino como si estuviera presente en ese momento.

Que raro, pensé por un momento, mi mi memoria se inundo de recuerdos y mis ojos de lagrimas, intente aprehender con fuerza los recuerdos en mi pecho para que no se marcharan; maldita sea no quiero olvidarte, no quiero dejar de pensar en el color de tus ojos, en la tranquilidad que da tu voz, y en tu estrepitosa risa, no quiero dejar de pensar en ti. me aferro a mis recuerdos, me aferro a todo aquello que alguna vez compartimos.

Todo se volvió blanco, de pronto los recuerdos dejaron de fluir, el silencio se volvió lo único que quedaba cubriendo la habitación pequeña en la que estaba, solo me quede ahí a ver pasar las noches con sus días, solo me senté a esperar volver en si, ya no ocurrió jamas eso, y a pesar de que no recuerdo nada una inquietud se marco en mi rostro, y se quedo en mi pecho para siempre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.