Cecilio Navarro

La alameda. (romance otoñal)

La alameda se desnuda

ofreciéndose al ventisco,

la ropa cae despacio

en ligeros remolinos. 

 

Las estrellas rutilantes

se estremecen con el frío,

el silencio de la noche

se rasga con un quejido

al empuje de los vientos

que unas ramas ha partido.

 

La alameda se desnuda

en las orillas del río.

 

Al Veleta vigilante

con sus sienes plateadas,

ni en verano ni en otoño,

jamás, se le escapa nada

y es testigo de suspiros

en noches apasionadas

de huracanes sorprendidos

al filo de la alborada

que se rinden al encanto

del manto blanco de escarcha.

 

La alameda se despoja

de sus miedos y hojarasca.

 

Cecilio Navarro  09/11/2015

Derechos de autor reservados

 

 

 

 

Comentarios7

  • Maria Hodunok.

    Un romance delicadísimo, con sensuales metáforas, que es todo un placer leer, poeta.
    Bellísimo y tierno de principio a fin.
    Siempre es lindo pasar a leerte.

    Cariños inmensos.

  • sandor

    La alameda, las alamedas, me traen siempre bellos recuerdos, los mismos que ahora me traen tus vesos.
    muy bello.
    Carlos

  • Carmen Ubeda Ferrer

    Que bien descrita está la alameda otoñal. Precioso romance , Cecilio.
    U abrazo de

    Carmen.

  • john morales arriola

    Amigo, un placer leerte otra vez...
    Estuve atareado, bello poema de amor...
    Sensualidad de vientos y hojarascas que se quiebran de tiempo en un fragor de rosas bajo la Alameda vesperal.

    Saludos

  • nelly h

    Otoño....Bello cuadro pintado con palabras hecha poesía. Me gustó y un placer leerte Cecilio

  • joanmoypra

    Eso le pasa al humano
    cuando el otoño le llega,
    que se endurece la brega
    porque le tiembla su mano;
    más, todo su pelo cano
    al peluquero le entrega.

    Precioso poema otoñal Cecilio.

    Un abrazo desde la Mancha de:
    joanmoypra

  • María Isis 🍷

    Me encanta el otoño y esa alameda es preciosa para pasear recitando poemas. Sobre todo ese tan bello tuyo.
    Un abrazo Cecilio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.