MARTA LUISA

La Isla de la soledad

                     

En los tiempos del hoy, pero en años anteriores se encontraba  un triste Poeta perdido en una lejana  isla  en el ancho mar. El  triste poeta se exilió como huyendo del abandono al  abandono  y la soledad. Vivía en una bella ciudad rodeado de grandes edificios  y con -¡muchos habitantes ¡-pero…el problema era que se sentía muy solo y triste porque nadie lo venía   a visitar; su familia ni se acordaba que existía ,sus hermanos ;ni su Mama.

Un buen día decidió  el poeta escaparse de la realidad  y a una lejana isla viajar. Muchos años  estuvo solo  y más triste que antes  pensando  cuando sus penas iban a terminar mientras caminaba a pasos lentos jugueteando… con los pies en la arena de la  playa  y al mismo tiempo las olas  le mojaban.

Pensó que huyendo  de su realidad; la podría cambiar  pero…no fue así   -¡ lo único que logro es empeorarla más!- en aquella isla lejana vivía con la soledad quien no era precisamente una dama que -¡ le podía hablar !.

Una Mañana el Poeta despertó muy enfermo y no se podía levantar, tenía mucha fiebre  y deliraba   solo sin nadie que lo pudiera ayudar. El tiempo había pasado muy lento para El aunque ya había transcurrido diez años, en los cuales fue más desdichado  que antes y  en  su delirio exclamaba-¡ oh vida de otro mundo abrázame  en tu pecho infinito!-¡llévame a descansar  a los aposentos de tu cielo!-¡Aquí ya no quiero  estar ! – y en esos momento donde todo parecía terminar se puso a preguntar creyendo que en la soledad nadie le iba a responder.

-¿para qué  o para quien  quiero luchar?-¿para que si nadie me pude querer? Y nadie me va a aplaudir por mis logros esta vida  ya molesta  y ¡no tiene  sentido vivir!-vivir   sin nada ni nadie por quien luchar. Solo  y enfermo el Poeta  estaba como, dormido  a la espera de la muerte que los venga a buscar ,en ese instante  sintió una vos en potente y autoritaria  que le decía …

-¡levántate cobarde  y no huyas de tus problemas  que nunca  estuviste  solo yo siempre  estuve aquí a tu lado escuchando  tus lamentos ; no puedo  creer que uno de mis hijos tan amado por Mi  como mis otro hijos  ,solo que … a este  hijo   le obsequie  el don más hermoso  que puede tener un ser humano , ser un Ángel sin alas  en la tierra  que pudiera volar  y hacer volar   con la magia de sus versos y con   bellas palabras  pudiera los sentimientos  delos hombres del mundo cambiar. En ese  entonces  el Poeta despertó pensando que estaba soñando, sin darse cuenta que vivía la más grande realidad -¡Dios le vino a hablar! -  ,se sentía mejorado ,completamente restablecido  y con el alma aliviada dispuesto a volar  a aquel lugar de donde algunos años atrás había  huido. 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.