Adonis Santiago

Llegaste

Llegaste.

Si, llegaste con la alegría de la mañana,

Con la brisa que espanta la noche,

Con el rocío de la madrugada.

 

Llegaste con la luz que da vida,

Con el canto de los gallos y la serenata de los pajarillos;

Llegaste cuando aún no se levantaba la noche

Y la hiciste huir con tu presencia.

 

Llegaste como un sueño,

Como aparición celestial

Como el relámpago en el cielo,

Como el sonido de la nota musical

 

Llegaste a mi vida cuando no te buscaba,

Cuando todo parecía incierto,

Cuando mi interior estaba inquieto,

Cuando menos te pensaba.

 

 

Cuando te vi pensé que eras una diosa,

Pues eres tan hermosa que me confundí;

Contemplé tu belleza suspirando intensamente:

Olvidando las penas de ayer me alegre al verte.

 

 

Llegaste y te quedaste.

Y ahora estás junto a mí



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.