javiercald

El marinero


El marinero que con su guitarra
amainó la tempestad
cuenta que aquel soldado con su piano
compuso aquella canción
que detuvo las balas en el aire.


Aquel marinero,
contaba de su vida
y dijo que su corazón no olvida
lo ocurrido aquello,
que aunque nada fue bello
y todo tuvo sus medidas.
Medidas no muy buenas,
tampoco malas,
pero que estaba conforme,
con adorar a su amada.


MI GUITARRA Y EL MAR
Espinela endecasílaba.
.
.
Hay en el mar guerra de eco sonoro
donde el soldado, su bala ponía,
porque a su amada ha dejado en la umbría
canta de amores con zampoña de oro.
Su refugio es cristalino y canoro…
las olas que convidan a soñar
que en su espejo pudiera navegar,
en pleamar descansa la gaviota.
De tanta queja tiene el ala rota
porque mi guitarra llora en el mar.
.
.
.
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
“Hombre de Maíz, 2009”
Guatemala C. A.
Premio mundial, Turpial de Oro. 2008
Sociedad Venezolana de las Artes y las letras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.