Carlos Alba

Asilo

 La barca se ahoga, a solas, sin

navegante. Se pierde en la

luna, se oculta en el seno

del viento herido.

 

  Se acerca a la barandilla

la barca con jorobita;

recita un avemaría

la barca ya decidida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.