ARTIN ZÁLEZ

Enseñanzas

Del otoño aprendí

que aunque las hojas caigan

el árbol sigue en pie.

Y aprendí de la Luna

que aunque siempre esta sola

nunca deja de brillar.

Sin embargo jamás aprendí

la gran diferencia

entre la escuela y la vida.

En la escuela

primero aprendes la lección

y luego te ponen la prueba.

Pero en la vida

te mandan la prueba

y luego aprendes la lección.

 

Comentarios1

  • kavanarudén

    Gran enseñanza poeta.
    Desde hace tiempo no te veía por estos lares, me alegra encontrarte de nuevo.
    Lo importante es estar abiertos, en una actitud de aprender siempre.
    Hermoso poema.
    Te mando un fuerte abrazo desde estas tierras itálicas.
    Feliz fin de semana
    Kavi

    • ARTIN ZÁLEZ

      Gracias Kavi! Tu como siempre tan amable, un abrazo desde Escandinavia!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.