angelillo201

Barrios proletarizados.



Barrios proletarizados.

 

 

 

 

Quienes hayan sido no importa, se quienes han sido y basta, queda entre nosotros, pero todo el mundo escuchó ayer la explosión a las 12 de la noche a cinco metros de mi casa, una botella de salfuman con aluminio. Esta mañana en texas vall d´uixó, no había quien no supiera lo que había pasado.





Barrios paralizados,
hundidos los rostros en las sombras,
en el retroceso de un gesto de miseria,
que apunta en las bocas.

La visión de un solo movimiento,
que llega de fuera,
muere en un instante,
en un mero intento de saludo,
susurro, suplica….
Viento que se esparce,
Levantando una polvareda,
como el salfuman con aluminio,
en unas manos cargadas de arena.
Cadenas.
Armas asidas entre los propios huesos,
que caben en un diente hueco.
Cadenas.

Nos recuerdan que estamos ante los derrotados.

Al escuchar pasos,
como el tintineo de un planto,
de una mano ciega,
que busca en la pila de fregar su alimento.
Cadenas.
La compasión y la estupidez,
penden sobre la vida,
y la llena hasta la amenaza.
Estamos en la tierra
donde nadie ve nada,
más que un río de esperanza,
en el se hunde la agonía,
y se levanta de la nada,
para ir a la nada.
No hay nada.
Nada.
Más que estrellas desconocidas,
que no quisiéramos rozar.

Angelillo de Uixó.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.