Isabel Anhara

SOLEARES

Noche son tus ojos, noche cerrada;

tintinean mis versos como estrellas raudas.

¡Qué no daría yo por mirarme en tus ojos negros!

Soleares traigo, soleares vendo…

fugaces, aletean como un pajarillo preso;

copla de una noche que surca el firmamento.

Azabache en la penumbra de tu iris;

esa mirada tan cercana, tan primorosa,

que clava en su espejo mi amor eterno;

reflejo del negro abismo de esos dos luceros.

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • Peregrina

    Bonita poesía...
    Un gusto pasar a leer...
    Saludos amistosos de
    Peregrina

    • Isabel Anhara

      Muchas gracias, Peregrina; un placer poder compartir mis poemas. Saludos

    • kavanarudén

      Un abismo donde, sin pensarlo dos veces, te lanzarías.
      Hermoso poema. Los ojos, esos espejos del alma. Ante un par de ojos oscuros como el ébano, sono resta admirarlos y si somos correspondidos, amarlos.
      Un gusto leerte.
      Un abrazo
      Kavi



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.