Jet

Vanina Vanini

Hay una odalisca a la que todos quieren

y yo un poquito más, y por eso escribo;

si sufre Dios llora lágrimas que llueven

y si renace yo sueño que revivo.

 

Y sin conocerla le falté el respeto,

five plus nine Massa tortuoso calculaba,

y al ignoto tiroidismo este esqueleto

en abuso de confianza lo palmeaba.

 

Odio el "drammar" de la glándula traidora,

el milagro que amenaza y se demora,

la ley puta: una de arena, una de cal.

 

Sí a tus ojos que subvierten la oficina,

sí a la sugestiva foto de Vanina

y sí alñ coraje y la belleza de Cabral.. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.