Viento_de_Levante

Noche de Reyes

REGALOS DE REYES

 

Porque los ejes no engrasa

le llaman abandonao.

Eso son cosas que pasan

cuando uno es un despistao.

A mí me ha ocurrido igual

yendo por la carretera.

No me acordé de engrasar

y me cargué la mangueta.

Allí me quedé tirado

en mitad de la vereda.

Vino la Guardia Civil,

me hizo el control de alcoholemia

y estuve sin conducir

doce semanas y media.

 

No me quiero ni acordar

de aquel frío seis de enero.

Menos mal que Baltasar

me hizo un encargo muy bueno;

que tenía que entregar,

de los Reyes, los obsequios,

repartiendo a cada cual

según mi justo criterio.

-Los que se portaron mal

hay que ponerles un cero,

le dije a su Majestad.

-Usted mismo, caballero.

Respondió con gravedad.

 

Yo me quedé un manual

completo y bastante exacto.

¿Qué hacer para reventar

la caja fuerte del banco

y largarme a Gibraltar

con la vecina del cuarto,

convirtiendo en realidad 

eso que siempre he soñado,

no morirme sin probar

ese sabroso bocado?

Cuando me hayan de enterrar,

que me quiten lo bailado.

 

En el siguiente paquete

va un hermoso regalito,

es un amable presente,

necesario y muy bonito

que a mi jefe voy a dar

para chincharle un poquito.

Es un deseo formal,

se trata de un milagrito.

Que por cosas del azar

le salga un grano en el pito

y ya no pueda “cascar”

en lo que queda de siglo.

 

Después le voy a comprar

una caja de condones.

Me voy a carcajear

tocándole…las narices

 

Para todos los demás

son los mejores regalos.

Salud y felicidad

y que no falte el trabajo.

¿Saludos? los más cordiales.

No os paséis con el morapio

que están los municipales

controlando a los borrachos.

No voy a cansarles más

pues, colorín colorado.

Muchas gracias Baltasar.

Eres un tipo muy majo.

 

 

Viento de Levante

Derechos reservados

Comentarios1

  • Alejandro O. de Leon Soto

    Excelente buen humor., y mejor a esta hora que apenas empieza el domingo....estas líneas son buenas:


    En el siguiente paquete
    va un hermoso regalito,
    es un amable presente,
    necesario y muy bonito
    que a mi jefe voy a dar
    para chincharle un poquito.
    Es un deseo formal,
    se trata de un milagrito.
    Que por cosas del azar
    le salga un grano en el pito
    y ya no pueda “cascar”
    en lo que queda de siglo.


    Leerte es un agasajo, en verdad.....
    saludos.-


    • Viento_de_Levante

      Muchas gracias amigo Alejandro. Un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.