Poeta sin alma

Bésame

Bésame con tu boca
color de rosa de abril,
bésame como antes 
me besaste con los ojos
compárteme la llama 
de tu deseo limpio, 
junta tus labios con los míos
y entibia el mar de pasión
que crece día a día por ti, 
has que se embravezca
este deseo en marejada
y has que me ahogue 
con las olas de caricias
que se funden con mi piel 
de roca.
Bésame mi niña linda
en ese lugar donde te dije
te amo, donde la luz 
de las estrellas
nos bañó como lluvia
y nos fundió con la tierra,
bésame amor allí
con la luna por testigo.
Tu beso es volcán de fuego 
de saliva hirviente, 
volcán que ha despertado del letargo
cuando el deseo extrema su firmeza,
que provoca en la piel un calor
como de desierto, donde me integro
con la intensidad del sol.
Bésame en silencio y 
provoca la llama donde mis labios
se queman irremediablemente
y apaga las ansias de amor
que al verte de frente
tu boca me provocan.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.