Eco del alma

Cosas que la vida me dio

Que cosa nos tiene la vida

Misterios que no conocimos,

Ni tuvimos en nuestra imaginación

Como caminos sin salida,

Otros lleno de amor

 

 

Empezamos siendo un lactante,

Después un niño, crecimos,

Estudiamos, creciendo a la vez

Nos convertimos en adolecentes

Conociendo la atracción, sin saber del amor  

 

 

Muchas miradas se cruzaron,

Una de ella me inquieto, mi corazón

Y puse mi mirada en esos ojos,

Que ilumino mi alama

Y cosquillas invadió mi estomago

 

 

Es una flor tierna frágil, maravillosa,

Con una carita de muñeca, como si recién rompes el capullo

Y muestra sus pétalos al sol, mostrando su color

Cuando mire tus ojos por primera vez,

Que en mi noche me los soñé

 

 

También vi tu rostro, como la primera vez

La que en su rostro una sonrisa dibujo,

La que en mi retinase grabo

Como en mi oído tu voz,

Al estar solos tus manos tome

Mi cuerpo vibro entero y se quebrantó mi voz,

Nos besamos por primera vez como desesperados

Fue como si lo deseáramos, de antes

 

 

Te buscaba en mis sueños

Para tener un rato para nosotros y amarlos,

Al ver tu rostro por la mañana

Corría a buscarte con el gran deseo de besarte,

Apegarte a mi pecho y decirte cuanto te amo

Que eres mi amor mi lucero y mi esperanza,

Que eres mi ángel de la guarda, la que me acompaña a cada lado

Mantienes mi corazón acompañado,

Por muchas cosas más es que te amo

 

 

Sabes que tu amor ha escrito una canción, en mi alma

Y en mi mente grabo tú nombre,

Como en mis retinas tu silueta, con tú rostro,

Y tú cabello al aire, con tú color dorado

Y dos luceros de colores, que brillan como las estrellas de noche

Eres tierna y sencilla de quien mi corazón se ha enamorado.

Autor eco del alma

Derechos reservados

Antofagasta, 17, 10, 2015



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.