JesusGodoy76

Halloween.

Jornadas de adivinación en tumbas

Manzanas podridas y envenenadas

No le entregaré mi sangre al demonio

Cada año solo porque todos lo digan.

 

Tradición antigua y maldita

Hoy no es la edad de hierro

Somos latinos, no somos Druidas

Eres un virus en nuestras vidas.

 

Y en el patio con mis hijos

No me sentaré a cortar calabazas

Tampoco colgaré fantasmas

En la puerta de mi casa.

 

Ni saldrán disfrazados por un dulce

Para manchar su inocencia al asustar

Se quedaran en casa con el principito

Antoine de Saint Exupery tiene más que enseñar.

 

Vete lejos brisa podrida del mal

Son mis hijos ángeles, no te celebraran

Enterraré profundo tu corazón desgraciado

Lo oiré latir algun dia, ya viejo y cansado.

Comentarios1

  • Maria Hodunok.

    Fantástico, poeta.
    Ese es un dia para recordar a nuestros seres queridos, que se han ido con Dios.
    En mi país, lamentablemente, ya lo empiezan a festejar con fiestas y disfraces.
    Grandes tus letras, fuerte pero reales.

    Un placer leerte.

    • JesusGodoy76

      Gracias por leerme siempre mi viejita. Asi es, es absurdo celebrar algo como esto, la gente y sobre todo los padres no se detienen a indagar sobre el origen y significado de esta aberracion, y mucho menos sobre los efectos secundarios y ocultos que puede esto ocasionar en la psiquis del nino. Ademas de que me parece inmoral imponer una costumbre tan ajena y fea a nosotros por encima de nuestras propias culturas que son tan bonitas, ricas y variadas. No entiendo como gente y familias que se dicen creyentes de Dios puedan avalar esto... Esto es el mundo al reves pues....



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.