Franshelyna

Piel

Sumergí mi cuerpo
en agua fría…
Baja
por mi cuello
por mi piel
se desgaja
en finas
y
escarchadas
hebras...
.

Pienso
¿Qué agua
podrá calmar en mis labios
un beso ardiente
que aún no me toca?
caricias que aún no queman
y esta sed de ti
esta sed de tí
que no calma,
ni apaga


¡El agua fría!

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.