Luis Alvarez

CUAL OTRO MADRIGAL


Para: Zobeyda.
La de la eterna sonrisa.

===========================================================================
Si la risa sugiere
serenidad en tu mirada impresa
y en momentos amados,
con un hoy y dos siempres,
debes ser una amante y compañera
en el sentido lato
que tiene la palabra.

Por eso, en mi recuerdo,
tal vez como arracadas,
conservo los vocablos,
como cuando en un sueño te he llevado
voces para un silencio
que no se rinde al hado
de los mejores besos.

Mas, cuan otro franciscano de Asís
esperaré las mieses del Otoño,
tierno y sereno en ti.
Fatum columbrará
para el triunfal retorno
hacia una ya pasada Primavera.
Con un silencio aldeano,
despertantes blasones izará
y construirá en tu rostro
seres de alguna paragoge no esperada,
pero con luz sobre mis otras sendas.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.