La Araña/

Nada.




Estoy descalzo-
ni huellas han perforado el sendero
nada ha pisado el tiempo-
miró mis manos desvanecerse a través de la angustia,
descalzo estoy
perforando el sendero con el tiempo pisado en nada,
desde la angustia mis manos se desvanecen
siendo mi voz un letargo omiso de mi desahogo,
ya nada es como antes,
el camino sr ha borrado por la erosión de los malos momentos,
un sentimiento ajeno ha borrado el tacto de mi alma al cuerpo,
un cadáver soy, moviéndome de lado a lado en la estática detenida en el tiempo,
donde miro pasar la realidad y el destino,
y siendo yo una negativa, quedándome atrás,
más atrás de donde comencé a soñar y retroceder
en esa ventana de cristales quebrados,
donde más de alguna vez recorté la piel
sintiendo el sinónimo del dolor sumergir mi voz en la muerte
dentro de ese corazón agonizante 
que se volvía cuadrado en la homogeneidad de un reloj
midiendo la cantidad por sobre la calidad,
quedándome en soledad, quedándome en sombra,
quedándome, estancándome, aquí donde no he movido mis pies,
en ese nicho, como alma en pena, sufro lamentándome.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.