Castillo Felipe

Quiero, no quiero

Un clavo a medio clavar. 

Así somos tu y yo:

A veces queremos más

A veces sentimos temor

Lo que ayer fue una amistad

Mañana será odió y amor

Un compromiso concreto

Sin ninguna clara razón.

Amo que acaricies mi cabello,

Reímos del que besaste ayer,

Amo que por mi mueras de celos;

Pero, ¿cómo morir si no ha de nacer?

¿Cómo ganar sin riesgo de perder?

¿Cómo sentir, poder; pero no de la misma forma querer?

¿Porqué le temo y amo a la vez?

No me digas te amo,

pues, no te responderé

No te vayas de mi lado,

pues yo no te dejaré

Quédate entre mis brazos,

y que nada distinto nazca entre tu y yo

Quiero sentir tu cabello en mi rostro

Quiero sentir temor.

No quiero alejarme de ti

Quiero hacerte feliz

No quiero que te enamores de mi

Quiero que le hables a tus amigas de mi

Amo tu cabello dorado y tus ojos color de mar

Amo que me cuentes de tus amores

Amo que me beses y tus mejillas se vuelven flores

Amo que estés conmigo

Amo que me beses y sigamos siendo amigos

Doy gracias a Dios por haberte conocido

Y darle compañía a mi soledad

Gracias por que eres mi amiga

Gracias por el amor que me das.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.