Deactum

Viena Estrella

Puedes venir sin mirar
atarme sin reclamar
en cada paso de tu mirada
quedarte en mi enredada

 

Como la estrella fugaz en Viena
vertiendo deseos a su paso
calza la noche en su regazo
reparte colmando su sagaz faena

 

Rompe mi delirio bajo el frío
escenario que Dios nos preparó

Jugar a ser mi delirio revivió
en mi el más grande idilio

 

Junto a ti mi lugar encuentro
nada más y sólo en ti pienso
descubrimiento de azar colmena
sentimiento de sol que envenena

 

Prefíereme le grito a la Luna
que celosa nos ve a distancia

En un beso ahogas mi ansia
no me queda pena alguna

 

Así el astro consiente lo nuestro
y roza tu pelo tiernamente
haciéndome de la noche maestro
y me llenas completamente 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.