Roger Jaine

HERIDAS

Fuiste luna de amor 

y fuiste mi alma

eclipse de sol cuando no estabas

brújula perdida en el fondo de la rosa.

Te amé desde tu copa a las raíces

fui ladrón de tu paso transitorio

mientras te deshacías entre el humo y la llovizna.

 

En el hielo de tu ausencia

mi corazón sangraba hielo oscuro

en la frontera del monte del olvido.

Cayeron mis hojas de tanto viento en contra

el tronco de mi árbol cayó seco y dividido

murmurando un hasta siempre de tierra y de caminos.

 

 

Roger  Jaine



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.