Yulieth Gonzalez

SIN RETORNO

Ya me he perdido en la inmensidad de unos ojos,

es imposible salir de allí,

si tuviese la oportunidad tampoco lo haría...

 

El mundo cambia cuando te extravías en una mirada,

ves mas allá de una pupila,

ves un alma,

el demonio que el otro lleva dentro,

la exuberante belleza de lo prohibido,

hoy me atrevo a asegurar que;

es por eso que nunca se sale ileso...

 

Mi alma es un arsenal de cicatrices,

y el color de tus ojos,

el bálsamo y el fuego a la vez.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.