Rafael Rec

LA CIUDAD Y YO

Esta noche la ciudad está llorando

y mis manos se han quedado abandonadas;

por las calles, nuevamente caminando,

van conmigo tus miradas sonrojadas.

 

Esta noche la ciudad está llorando,

tal parece que supiera mi desgracia,

tal parece que estuviera lamentando

que esta noche yo me entregue a esta falacia.

 

Esta noche me confieso confundido

y, aunque absurdo, hasta me siento abandonado,

porque extraño lo que nunca te he pedido,

 

porque escucho lo que nunca has pronunciado

y por todo lo que antaño he padecido…

esta noche la ciudad y yo lloramos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.