syglesias

JUEGOS de AMOR

... Y en la noche, pensar, cuál sería la palabra exacta que en el momento preciso, pude haber obviado en mis labios ...

syglesias
Presenta

JUEGOS de AMOR:

De repente, todo fue un pasatiempo por el solo placer de hacerlo, sin evaluar las consecuencias que podría acarrear la osadía de un juego sentimental y el castigo divino fue la de poco a poco enamorarme de ti, como suele enamorarse un hombre sin querer, queriendo de una bella mujer, tomándole sus manos suavemente entre mis manos, mirándole fijamente sus hermosos y expresivos ojos glaucos a pesar por nervios no encontrar las palabra exactas, cuando más las necesitaba, recordar...

De repente, todo fue un pasatiempo por el solo placer de hacerlo, pero en lo adelante fue imposible separarme de ti, deseando en estar todo espacio del tiempo posible, juntos, donde presentiste que en este juego de amor habías ganado antes de comenzar a quien decía con una sonrisa a tu oído sabérselo todo al regalarte un ramo de flores con un beso inocente en la mejilla, pensando que de seguir de bien la relación como marchaba algún día podría tenerte en los brazos como soñaba...

De repente, todo fue un pasatiempo por el solo placer de hacerlo, cayendo dentro de tu laberinto por esa ilusión de amar siendo amado, sinceramente, que te vacila pero te atrae perdidamente, engañándote, cuando arrodillado a tus pies estoy, por lograr un beso sin reglas ni condiciones que cumplir, frente a quien llegó por casualidad a mi vida, llena de sanas emociones vírgenes sobre todo su cuerpo para ser descubiertas con caricias de pasión a flor de piel, por este hombre que fui Yo y siempre te amo en verdad.
--------------------------------------------
Sergio Yglesias García
Caracas, 21102015 08:40 AM.

Comentarios1

  • Poeta del Silencio

    Hermoso poema, me gustó como llevaste este tema a una bella inspiración,
    la estrofa que mas me gustó es esta
    "De repente, todo fue un pasatiempo por el solo placer de hacerlo, cayendo dentro de tu laberinto por esa ilusión de amar siendo amado, sinceramente, que te vacila pero te atrae perdidamente, engañándote, cuando arrodillado a tus pies estoy, por lograr un beso sin reglas ni condiciones que cumplir, frente a quien llegó por casualidad a mi vida, llena de sanas emociones vírgenes sobre todo su cuerpo para ser descubiertas con caricias de pasión a flor de piel, por este hombre que fui Yo y siempre te amo en verdad.
    Un placer leer tu poema.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.