Alexander Vortice

Lo que pudo ser y no fue

Desperdicia la guerra

y no desalojes tus sueños.

 

Lo verde ya no es azul

pero el destino aún es burla de años,

de siglos, de cenáculos inaceptables.

 

Pediste una tregua

y el mundo te otorgó balas y alas.

El síncope siempre llega a las tres

y la vacilación siempre quiebra

las barreras de la sensatez.

 

Las mismas calles vacías

y el mismo olor a muerto futuro.

Amores de recreo pasado y lunas rasgadas

que engullimos un domingo carente de fe.

 

A cierta edad no tienen cabida las disculpas

ni los lloros por lo que pudo ser y no fue.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.