asherom

Limerente y loco

Quiero tomar mi pluma y desgastarla en tu cuerpo.
Quiero un suspiro eterno en tus brazos:
   Eterno como el fuego,
     Como el sol en su movimiento;
        Eterno bajo la lluvia,
cada gota es un invierno.

Quiero entrar en ti con un aguijón
envenenado de sentimientos:

     Entrar en tu corazón y licuarme en él;
mezclarme en tu sangre y recorrer tu cuerpo.
Recorrerlo como una caricia desde adentro
y quemar como quema la sangre:
en cada poro, hierve; en la piel
ebullen, del sudor, las gotas.

     Entrar a tu mente y revolverte las ideas.
Destrozar tus neuronas con mi imagen.
Mi imagen desnuda en tus recuerdos
en donde soy más que carne.
Ahí donde descansan tus miedos,
sentarme junto a ellos y contarles
que he llegado a sepultarlos.
¡Huyan! ¡Corran con mi mirada!


Limerencia: Inefable estado.

      Entrar en tu alma y estallar en ella:
¡Big bang! Un nuevo comienzo,
una creación nueva sólo para los dos.
Nuestras reglas y soledades juntas
danzan en las estrellas y arreboles
de gases iridiscentes.

Luego todo es ya nada cuando
   lo hemos hecho todo.
      Tu cuerpo y mi cuerpo
           se han desgastado al inicio
y al final de todo.



Hemos hecho el amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.