Katalina Camus

ANHELOS

 


Cuando quiero mirarte
me basta con cerrar los ojos
y dejar llevar mi sentimiento
por los recuerdos invisibles
de nuestro pasado.

Cuando quiero tocarte
solo tengo que estirar mis manos
palpando a la distancia
tu cuerpo olvidado por nuestra cama
ahora indiferente.

Pero si lo que quiero es amarte
mi espíritu llora tu ausencia,
reflejada en cada superficie
que tocaste mientras caminabas
por los senderos de mi mente



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.