Araceli Vellber

Tiempo.

Hace tiempo que me siento a escuchar mi silencio

y de mi silencio, su eco

y del eco, el recuerdo de tus besos.

Hace tiempo

que en los cuentos ya no hay lobos

y Caperucita, tampoco se viste de rojo,

ella fue, quien mudó mi piel en invierno

al abrigo de una sonrisa de sus ojos.

Hace tiempo

pusimos el cartel, todos los días abiertos

ahora el cartel, lo silenció el tiempo.

Hace tiempo,

que cada vez, queda menos tiempo

y la manecilla del reloj, inexorable como siempre

golpea mi cabeza, para su recuerdo.

Hace tiempo, hubo otro tiempo,

otros sueños,

otros besos,

otros miedos,

ahora los amontono en la hoguera de los cuentos.

Ahora cuento de tus manos, tus dedos

como el calendario, cuando éramos pequeños.

Ahora tengo la pausa de los extraños

y la soledad de los cuerdos,

ahora que vienes y vas,

que te acercas y te alejas,

con la misma mirada, mirando el cielo.

Ahora el tiempo nos tiene cautivos

pero tú, no te vas,

estás permanente en aquellas estrellas de invierno.

 Hace tiempo que me siento a escuchar mi silencio

y a ratos, sólo a ratos, su eco.

Comentarios2

  • claudio ramirez vasquez

    También el Tiempo tiene su tiempo y lo he visto plasmado en el rostro del universo...

    Es grato leer, Tu tiempo

  • Alejandro O. de Leon Soto

    Que buen poema...me gusta la apología que haces del DIOS CRONOS y lo bueno que de él rescatas...me da gusto leerte...ABRAZOS.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.