Angel irredento

El Amor bonito



Porque eres vida y porque la creas,

porque tu sonrisa me ilumina el alma,

porque me vacías y a la vez me sacias,

porque al perderme nunca me abandonas,

porque me dueles y a la vez me calmas,

porque eres silencio y océano encendido

y no disimulo si sueño contigo

 

porque te respiro,

porque contigo no existen adioses ni olvido

ni existen las treguas ni tiempo perdido

y siempre te espero sin haberte ido.

 

Porque te quiero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.