Isabella Anchondo de Salazar

TU RECUERDO.

 

 

 

Buscando entre mis recuerdos

tu imagen sin querer invoqué

me sentí en desacuerdo

pensar que me equivoqué.

 

Yo era un niño iluso

que a hombre intenté jugar,

pero fuí tan insulso

que mira a donde fuí a parar.

 

A extrañarte noche a noche

años llorando tu despedida,

yo adentro del coche

y tu desde la ventanilla.

 

Como duele ese recuerdo

siento que lo revivo,

pues mi conciencia remuerdo

sintiendome menos vivo.

 

Años pasaron ya, desde aquél dia

me siento como ermitaño,

dolió tanto tu despedida

no sabes ¡como te extraño!.

 

Hoy vives en mi mente, 

pensando si volverás algún dia,

me encuentro siempre ausente

como sin noche y sin vida.

 

Quisiera tan solo mirarte

un dia quizá me decida,

abrazarte y poder besarte

aunque sea la despedida.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.