Humberto Jaen

Canto a olmedo

 

Tintero de nobles escrituras

Cuya letra inspirada por el patriotismo

Pundonor del bardo ante las alturas

Y entre su papiro, narra hazañas de heroísmo

 

Su lealtad ante una verdad, ¡inspira!

Y no hay mentira que subyugue sus versos

Quien se atreva hablar de el, debe admirar su vida

No es un verbo sin conjugar, el es mas que una simple poesía.

 

Ante un ideal siempre firme y febril

No sucumbia ante nada, y luchaba con firmeza y decoro

Prócer independentista, orgullo de Guayaquil

Y Babahoyo , cuna de este poeta de oro

 

Su nombre, resalta en la historia

Celebérrimo, humanista, lleno de gloria

En Guayaquil y La Virginia es recordado

Y sus versos navegan en mi memoria.

 

Victoria de Junín, y alfabeto para un niño

Eximio escritor, de glorias y consejos

Entre sus coplas y versos

épicos y muy complejos

Insigne para mi patria

Con su tintero

Ha marcado la historia

Con su pundonor de acero

 

Su arma, es la tinta y su saberes

Mientras Flores, con blasón asechaba

La revolución marcista, inicia en guayaquil

Y en la virginia culminaba.

 

Recibe en el aura, el lauro de tu labor

Pudor en tu alma, que resplandece en la nación

Exclaman, con gran virtud tu nombre

Y eres aquel sublime hombre,

que formo al gran Ecuador.

 

En el postrimer viaje de tu partida

La misma, que marco una ausencia

Fue esa inesperada despedida

Que ha dejado tu esencia

Esa misma impregnada en la historia

Llena de vehemencia.

 

 

John Moreno Jaén

1993 Guayas-Guayaquil-Ecuador



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.