Raul Gonzaga

Cuando besé yo tu boca


Me he despertado llorando
Con mi almohada mojada
Pues contigo yo soñaba,
Tu boca estaba besando;


Me levanté suspirando,
A contemplar la alborada,
Mi corazón te llamaba
Y yo seguía llorando;


Con la mirada perdida,
Entre hojarasca quejosa,
Te miré en la lejanía,


Como si viera una diosa:
Se terminó mi agonía
Cuando besé yo tu boca…

Comentarios1

  • Raul Gonzaga

    Por una mirada, un mundo;
    por una sonrisa, un cielo;
    por un beso... ¡yo no sé
    que te diera por un beso!
    Dice Gustavo Adolfo Bécquer, y yo digo que por un beso se llora y cuando se alcanza se llega a la gloria...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.