jutsu456

K: del blanco y negro al color



 

No fue por casualidad el que yo te haya encontrado

Pareciera que el destino quisiera decirme algo que no comprendía

Que con tu llegada aquello que no intuía por fin lo entendería

Solo que de tu presencia no creía, que de ti quedaría encantado.

 

Los instantes a tu lado en mi tesoro se convirtieron

Fueron los momentos que en años jamás había tenido

Hiciste lo que nadie más ni con cualquier acción habían podido

Que mi corazón latiera de nuevo después de que todas mis esperanzas desaparecieron.

 

Pero como todo lo que empieza así con el mismo iniciar

Y continúo creciendo aquel sentimiento que no se podía detener

Fuerte y cálido me hacía sentir que cualquier cosa podía obtener

Sin embargo, desapareciste de mi mundo y con un final se tuvo que terminar.

 

Mis recuerdos buenos de ti en una ilusión me aprisionaron

Llevándome a un bucle casi infinito donde mis ojos me engañaron

Entre a la ilusión con miedo, frio, inseguridad de mi propia existencia

Los colores de mi vida se convirtieron, en efímeros blanco y negro de mi demencia.

 

 

Ahí encontré a tres demonios disfrazados como ángeles inocentes

Que con sus dulces voces a mi conciencia simplemente sedujeron

Transportándome más en mi locura aun siendo ellas consientes

De que eso traería mi propio desenlace, así como ellas lo predijeron.   

 

En cada momento te veía en mi estancia dentro de mi ilusión

Igual, pero a la vez distinta a aquella persona a quien había conocido

Diferente de aquella mujer de la que con mi alma hizo una conexión

Aun cuando era un mundo en blanco y negro mantenías tu color seguía intacto sin ser del tono ambiental maldecido.

 

Tan solo con eso te empecé a seguir como lo hice en el pasado

Te veía alejarte como si trataras de desvanecerte

Y no ser parte de esta alucinación inerte

Pero cuando tope contigo una sola palabra: despierta

Es lo que yo de ti he escuchado.

 

De ahí fui regresando en mi camino ilusorio

Hasta donde comencé con las demonios de estirpe transitorio

 Habiendo dejado los disfraces de ángeles para mostrar su forma real

Para evitar que abandone este lugar que de mis recuerdos nació siendo su original.

 

 

 

No obstante, tu imagen ante las demonios reapareció disipándolas

Con su borrado abriste la puerta que conecto hacia la realidad

Aunque antes de regresar abrí mis ojos hacia mi verdad

La que halle y sus demás que con tu recuerdo se fue formándolas.

 

De ti como un último regalo obtuve mis colores

Que sustituyeron a esos blancos y negros dolores:

 

“Rojo del corazón, azul de la mente

Verde de la voluntad, Amarillo del sentir”

   

Abrí mis ojos y saliendo por la puerta hacia la realidad

Tan solo me quedo con los buenos recuerdos de nuestro pasado

Para caminar en mi presente que ahora está desmantelado

Y llegar a un futuro donde todo ya ha sido reparado.

 

   

Del blanco y negro al color…..

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    La hermosura de tus versos son el alma de tu pluma amigo...
    Un placer leer tus versos...
    Saludos de amistad...
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.