Jessica V. Galán

Luces de parqueo

Quiero el exilio de la verdad amurallada.

Un segundo de respiro para mí 

Para el mundo.

 

Puse las luces de parqueo

Espere por mi rescate

Entre los ángeles vino un demonio.

Desde entonces pienso

En esa gota de cianuro en el océano

En  esa diminuta porción de odio en la bondad

La posibilidad tan escasa que la luz se agote

Que la oscuridad se convierta en materia.

El frío

ya no sea  la ausencia de calor

 sea la ausencia de todo.

No me corresponde balancear el mundo

O entender la reproducción de la maldad

No me toca medir el horizonte

O la profundidad de lo intangible

No me queda ser biólogo marino

Físico cuántico.

El amor se enfría

La soledad es una pandemia que viaja sin fronteras

No tengo palabras finales

Porque simplemente no tengo palabras.

Quiero el exilio de la verdad amurallada

Un segundo de respiro para mí

Para el mundo.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.