SIBONEY

DOMADORA DE APARIENCIAS



 

DOMADORA DE APARIENCIAS

= = = = = = = = = = = = = = = = =

Con su sublime apariencia,

destrozaba las sonrisas perturbadoras

de los alrededores.

Era ella, inquisidora de sueños,

domadora de apariencias,

cuando la noche regresa.

Se subía a la atalaya

para sentirse más fuerte;

pero moría al instante

cegada por el dardo tenebroso

de la sempiterna noche.



- - - - - - - - - - - -

 

Comentarios1

  • HELENA HELENA

    Domadora de sublimes apariencias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.