Nibitha

Perfume del desdén

Existen formas de olvidarte, lo sé

¡ jamás tus ojos encandilados conocerán 

el agobio de sentirte cerca a la distancia, 

cuando emanas el cautivador aroma del desdén!

Vivo en una agonía placentera,

que sucumbe cuando las notas de Azahar se abren paso,

y florecen mis angustias.

Te veo

 

Existen formas de olvidarte, 

¿ y qué? No Quiero

Oquedades de silencio marchito aún quedan;

brillan como gotas de rocío del ocaso de mis lágrimas,

que en una hoja de cedro tremulan alineadas .

Pasas a mi lado, tan distante como yo, 

y el Geranio aflora.

 

Existen formas de olvidarte.

Cuando te estoy mirando, por ejemplo.

Disfraces melancólicos de tu apariencia,

pretenden ocultar lo que callé con llanto de principiante;

!Calma! Nada podrá lacerar el silencio de mis labios , 

que quisieran entonar los tristes sonetos de tu alma.

Cuando siento el Vetiver, me pregunto: ¿Ya te has ido?

 

Existen formas de olvidarte,

estoy ávido que no sea cierto

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.