Sathya Barascout1

Artemisa e Izan....

Artemisa: Amado mío, mírame a los ojos. Guardaré en mí tu última mirada.
Izan: Llevaré en mi piel tu última caricia.
Me voy porque eres libre y yo, yo hago de tu libertad una agonía.
Artemisa: No te alejes, no te separes de mí, llévame contigo.
Izan: ¿Qué pasará cuando nuestros caminos no puedan seguir juntos? Por más que mi alma esté contigo, mi vida estará lejos de ti.
Artemisa: El destino nos separa por miles de millas, pero no estamos tan lejos. Eleva tu mirada, ve la Luna, allí estaré yo.
Izan: ¿Por qué le pides algo eterno a una luna inconstante?
¿Qué haremos cuando tu mirada se escape de apoco de mi pupila?
Artemisa: ¿Dejas de creer en la Luna cuando sale el sol? 
Siempre estaré en ti
Izan: ¿Aunque no te vea? ¿Aunque no encuentre? ¿Aunque tus ojos amen a otros ojos?
Artemisa: Te amaré eternamente querida, aunque mis ojos amen otros ojos, siempre serás mi verdadero amor
Izan: No me cuentes cuando ames a otros ojos.
No digas amor verdadero cuando no estés conmigo
Artemisa: Un ave siempre regresa a su nido, y tú eres mi nido...
Izan: Entonces.... Vuela, tu nido estará esperando.

Artemisa: No acomódate aquí " Te amaré eternamente querido"

 

Comentarios1

  • nelida moni

    Artemiza, muy buena combinación.
    Un placer leerlos
    Mi cariño
    Nélida



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.