Jesus Alejandro Reina

Un jinete llamado Etreum

En los jinetes degollados por el flagelo
El agua se tiñe como lavas polares,
Merma un lícito crimen suicida...
Derrite su ardor en cicatrices.

Calcina y bebe mi piel, mancha,
Escribe en mis huesos, cantores
Los rayos negros de un día huérfano,
Obturan en un pandemónium 
el hexagonal interfecto. 
Que muerde el parietal, 
Y lo enjoya de complejos,
Los colores ya pútridos 
Le dan  energía.

El jinete escurre sus gritos 
En los anillos de arena, 
En los anillos de miedo.
Quiere degollar mi alma, 
Pero el fango de letras, 
Llena de Arce una estrella;
Le llaman sol. 
Yo le observo

parece de Dios...

Comentarios1

  • JesusGodoy76

    Hola hermano tricolor, me recuerda? Mis respetos por este nuevo trabajo, lo mejor que he leido hoy. Abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.